Ventajas de los trabajos eventuales o de temporada

Entre las diversas variedades de empleos que el actual mundo laboral ofrece, se encuentran los trabajos conocidos como eventuales o de temporada. Este tipo de empleo se caracteriza por contratar empleados por un determinado tiempo para cumplir una tarea bien definida. Esta clase de trabajos suele surgir en épocas especiales como vacaciones de verano o fechas festivas como navidad y fin de año. El empleador necesita reforzar su personal y decide contratar más empleados por un plazo prefijado.

Estos empleos pueden ser convenientes para quienes aún no poseen la suficiente experiencia laboral. Generalmente, quien contrata empleados de temporada no busca personal extremadamente capacitado ni experimentado, sino todo lo contrario.

Por otro lado, resulta una buena opción para aquellas personas que estudian y deciden ocupar las vacaciones con algún empleo para obtener ingresos y experiencia. De esta forma, no deberá renunciar cuando comience nuevamente el ciclo lectivo.

Usualmente, los trabajos eventuales tienen una duración de entre uno y seis meses. Lógicamente, brinda todos los derechos legales que cualquier trabajador tiene mientras dura su relación laboral como obra social o seguro médico, aportes jubilatorios, y en ocasiones gozan de premios especiales.

Otra ventaja que estos empleos poseen es que frecuentemente no realizan exámenes psicotécnicos o por lo menos no son muy determinantes. En general, una o dos entrevistas son suficientes para comenzar a trabajar.

Etiquetas: , , , , , ,
Comentarios

Todavía no hay comentarios.

Deja un comentario

(requerido)

(requerido)